In Uncategorized

Una enfermedad, en mi caso el cáncer, cambia toda tu vida por completo.

Las olas te llevan mar adentro, más allá del horizonte mientras una se va deshaciendo de cosas: una melena de león, un cuerpo en forma, unas venas intactas (y no rotas por la trombosis), una piel lisa sin taladrar por un reservorio…

En ese extraño viaje estás sola, bien acompañada por la gente que te quiere, pero te enfrentas sola a lo que debe venir. Es inevitable. Sigues mar adentro junto a tu feroz enemigo, al que creías derrotado, pero que ha vuelto esta vez con más fuerza. Y ahí estás, sin tu pelo que tanto te gustaba, con todos tus kilos de más y sabiendo que para salir de esta tendrás que dar lo mejor de ti.

Cuando desde Talía Estética Oncológica en Murcia me pidieron posar en traje de baño me horroricé. Todo lo pasado aún se nota. Pero más allá del dolor pienso que poder volver a mirar el mar desde la orilla, ver las olas que antes me llevaban lejos, volver hacia mi lado es un regalo. Que los kilos de más se irán cuando deban, que el pelo crece y que la esperanza debe permanecer intacta.

Recommended Posts

Deja un Comentario

Contactame

Escríbeme con tus dudas y consultas.

Not readable? Change text. captcha txt

Escribe lo que quieras y dale a Enter para Buscar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend